Cuando el grajo vuela bajo…

terribletowel.jpg
Gorra, “Terrible Towel” y…camiseta del Madrid! Que cosas!

Hace un frío del carajo. Varios, muchos, demasiados grados bajo cero. Los leas en Fahrenheit o en Celsius, es un montón de frío. Enterrados como estamos en un sudario de nieve (lo siento, no pude resistirme a la tentación!), lo único que faltaba era el “soplo canadiense” que acentúa aún más este frío “infernal”, si, si, no invernal, infernal…de llanto y rechinar de dientes. Chupiteles de hielo pingando de todas partes. Aquí quería yo ver ahora al dichoso Global Warming. No decían que nos estábamos calentando!? A ver si es verdad que viene, y no es como las promesas electorales, que ya va haciendo falta!

El caso es que aquí a esto le llaman perfecto tiempo de fútbol, americano, claro. Y la gente tan feliz, cuanto más frío hace, mejor, más lejos ha llegado el equipo de fútbol, americano claro, de la ciudad. Los Steelers (Acereros, seria la traducción) están a un paso de la final de Copa, la Superbowl, la Super Copa, el Copón, vamos!

Y en que consiste todo esto? Bien, en lo que respecta al deporte en si, el fútbol, americano, nada que objetar, me encanta! A pesar de todo no llega, ni con mucho, a nuestro fútbol, fútbol. Es un deporte duro y espectacular. Con sus cientos de reglas diferentes, algunas realmente irónicas, como la llamada: “violencia innecesaria”, que de ser aplicada en su esencia castigaría a los jugadores desde el minuto uno hasta el sesenta, y no habría partido. Y su gran contradicción: se llama fútbol y de los más de cien jugadores que participan en un encuentro, solo cuatro tocan la pelota ovoide con los pies. Cosas veredes!

Es el deporte nacional y esta gente de Pittsburgh lo vive como si les fuera la vida en ello. Todo se centra, estas semanas, en el equipo, hasta en los más increíbles niveles. No es solo la televisión y los periódicos. La gente, una inmensa mayoría, lleva puesta la camiseta del equipo, en la casa, en el trabajo, en la calle, en la cama! Me dicen que se venden pijamas con el diseño y los colores del club. Todo es oro y negro, esos son los colores. Y no es solo las camisetas y los banderines y pegatinas en los coches, es todo un mundo de parafernalia Steelers, incluida la “toalla terrible”: una inofensiva toallita amarilla-oro que todo aficionado lleva al campo, un verdadero mar que se agita frenéticamente (algo digno de verse, sobre todo en el estadio) y que se ven repartidas por todo el mundo, se han vendido cientos y cientos de miles de la dichosa toallita. (Volver a la foto)

Veremos a ver en que queda la cosa. De momento, si llegan al Superbowl pudieran ser el primer equipo en ganarlo seis veces. Lo han ganado cinco, cuatro veces en los setenta y una quinta vez hace tres años. Solo otros dos equipos lo han ganado, el campeonato, cinco veces también: Los Dallas Cowboys y los San Francisco 49ers (forty-niners). En español se diría: los “cuarenta y nueves” o los “cuarenta y nueveavos” (¡?). Nombrecito que se refiere a los años de la búsqueda del oro en California. Cosas raras, al igual que el nombre del trofeo, que seria Supercopa o Supertazón y que en realidad es un balón ovoide metálico sujeto por una peana, también metálica. Un trofeo liso de acero inoxidable, sencillo y pasado de moda, y muy frío. Tanto como el tiempo que nos acompaña. Nieve en cantidades industriales, viento gélido que al frío le pone bemoles y calefacción a todo trapo, como en las películas de Charlot, hasta quemar la casa, si necesario fuese.

P.S. Y terminó el partido. Los Steelers desplumaron a los Grajos de Baltimore y tratarán, en la final, de cortar el vuelo a los Cardenales de Arizona, que a su vez ganaron a los Águilas de Philadelphia. Entre pájaros anda el juego. Veremos si los Acereros ganan su sexta Copa, Superbowl ,que viene siendo algo así como la Décima del Real Madrid.
Hala Madrid! y Go Steelers!

Luisma, Pittsburgh 19 de Enero del 2009

Post a Comment

Your email is never published nor shared.